Rompe tu Currículum

Tip: 103 ¿Por qué no poner “busco empleo” en tu encabezado?

¿Le ayudan estas frases en su perfil?:
“busco empleo”, “búsqueda laboral”, “abierto a nuevas oportunidades”, “busco trabajo”, “sin trabajo”; “necesito un empleo nuevo”
Según una búsqueda que acabo de realizar, entre los perfiles de habla hispana en LinkedIn, hay más de 30,000 que contienen estas frases.
Si su perfil de LinkedIn contiene la frase “busco empleo” u otras, posiblemente está saboteando su búsqueda laboral. La razón es que esta y otras frases en un perfil pueden ahuyentar a sus potenciales empleadores, además que no le sirven de nada para ser realmente encontrado por quienes están cazando talento.
Así que, si tiene algunas de estas frases en su perfil, elimínelas ya y cámbielas por algo mejor.
Acá le dejo las principales 3 razones para eliminar esta práctica y lo que sí debe hacer a partir de este mismo momento para posicionarse mejor en esta red:

Su frase de búsqueda “activa” en realidad lo hace ver muy “pasivo”

Si usted leyera en cualquier red social que alguien coloca “busco pareja para casarme”, ¿qué sería lo primero que se le vendría a la mente? Seamos realistas, para la mayoría de las personas, algo así dispara pensamientos un tanto negativos. Unos sacarán la inmediata conclusión de que la persona está desesperada, otros irán más allá y emitirán juicios varios sobre la persona: que algo malo o tóxico debe tener, que esconde algo, que su habilidad para relacionarse con los demás es pobre, etc. Incluso si esa red social fuese Tinder, seguiría sonando extraño, aunque haya muchísimas personas con esa intención ulterior en esa red y todos lo sepamos.
Entonces, planteada esta analogía, cuando usted manifiesta de forma tan explícita en LinkedIn que busca un trabajo para “casarse” con él, aunque es evidente que gran mayoría de personas están en LinkedIn para eso, sin querer va a disparar alarmas y prejuicios concientes e inconcientes en los reclutadores. Usted no quiere que eso pase.
Porque al hacerlo, usted se ve en realidad pasivo, como si espera que ese trabajo llegue a usted sólo porque usted dice que lo está buscando. Se ve tan pasivo como quien pone “busco pareja” esperando que alguien más desesperado que él, lo contacte. Podría proyectar incluso una imagen de “victima”, según los prejuicios de quien lo lee.
¿Quiere saber por qué más no hacerlo? Porque usted tiene sólo 120 caracteres, incluidos los espacios, para decir en su encabezado quién es usted y qué valor viene a aportar y cuál es su área de experiencia. ¿Quiere saber algo más? En una búsqueda sencilla, de esos 120, sólo se alcanzan a ver los primeros 60 caracteres y lo demás queda oculto hasta ir al perfil completo.
En conclusión, cuando usted coloca “en búsqueda laboral activa” ya desperdició 26 caracteres ¡La mitad de los que realmente son visibles!, y ¿para qué? para algo que dará CERO frutos y lo hará ver pasivo, no activo.
Nadie le buscará nunca por esa frase
90% de los profesionales de RRHH entran a LinkedIn a diario, muchos entran a buscar perfiles de personas que hagan “match” con una vacante oculta (que son entre el 50% y el 80% de todas las vacantes existentes). Para hacerlo usan búsquedas avanzadas con palabras clave, y esto lo hacen con y sin suscripción especial de “recruiter”.
Se calcula que 122 Millones de personas son invitadas a entrevista anualmente mediante LinkedIn por alguien en RRHH de alguna de los 20 millones de empresas que están registradas allí.
Entonces ¿Por qué usted no es uno de estos candidatos invitados a participar de vacantes ocultas?
Si usted no está siendo invitado a participar en ningún proceso de reclutamiento a través de LinkedIn, es (entre otras razones más) porque no lo están encontrando en esas búsquedas. Incluir las frases de “búsqueda activa” y otras, no va a mejorar eso. Lo que sí le ayudará es tener un perfil estelar con las palabras clave relativas a su experiencia que sí están siendo buscadas.
Entonces, como primer paso, actualice su perfil de LinkedIn con toda su experiencia y en su resumen y en la redacción de sus logros, asegúrese de mencionar las habilidades y conocimientos específicos que usted posee (p.ej. experto en SAP).

Como segundo paso, use un enunciado de perfil que englobe muy bien su experiencia y el tipo de puestos a los que aspira. Sáqueles provecho a esos 120 caracteres y en especial, haga que los primeros 60 sean irresistibles (p.ej.  Gerente de Cadena de Suministro especializado en Retail).
Hasta aquí, cualquier profesional de RRHH podrá encontrarlo más fácilmente, así este tenga o no tenga cuenta especial de suscripción de reclutador.
Acá un paso muy importante más avanzado para cuando ellos sí tengan esa cuenta especial.
Vaya a su configuración de búsqueda de empleo (Empleos à Intereses de empleo) y asegúrese de que el botón de “avisar a los técnicos de selección que estás interesado” esté encendido. Luego especifique en los campos proporcionados más parámetros sobre los tipos de puestos que busca.
Los buscadores de talento con cuentas especiales de reclutador en LinkedIn tienen acceso privilegiado para filtrar a las personas que tienen ese botón encendido.  Esto les sirve para enfocarse en personas que estén realmente disponibles o con ganas de cambiarse, y además son un “match” respecto a otros criterios de búsqueda y palabras clave. Así evitan molestar a quien no está realmente buscando cambiarse de trabajo.
Pero tome en cuenta: en algunos casos, la búsqueda es tan especializada que omiten el filtro porque están dispuestos a hacerle una jugosa oferta a alguien que ya trabaja para “robárselo” y traerlo a sus filas. En ese caso, usted no es diferente de cualquier otro prospecto y su único poder está en la calidad de su perfil y las palabras clave que incluyó en él.

80% del éxito en encontrar trabajo está en el Networking

Algunos difieren de esta cifra y usan una más conservadora del 50%, pero sigue siendo una cifra bastante alta. El punto es que su estrategia de recolocación laboral debe ser una combinación balanceada de postulaciones y de búsquedas estratégicas que le permitan acceder al mercado oculto.
LinkedIn, más que una bolsa de trabajo es una red especializada de networking, no sólo de trabajo, sino de negocios. Hacer networking va más allá de tener una cuenta premium y mandar mensajes internos no solicitados a reclutadores que no lo conocen, anexando su CV. Hacer networking se trata de construir y nutrir relaciones.
Todo comienza con hacerse visible. La mayoría de los usuarios en LinkedIn son prácticamente invisibles. Sólo el 1% de los usuarios en LinkedIn postean contenidos y son responsables de fomentar el casi 1 Billón de interacciones, comentarios, “likes” y “re-shares” que se dan en esta red. El resto son mirones pasivos.
¿Es usted un mirón pasivo? Si es así, comience por interactuar con las publicaciones de otros más frecuentemente. Luego, busque contribuir con contenidos relativos a su industria y su ocupación. Eso no requiere que usted escriba tratados, artículos o contenidos originales siempre.
Puede comenzar con simplemente compartir una liga de algún artículo de interés que provenga de LinkedIn o de otra fuente. Para eso sólo basta copiar el hipervínculo en su publicación y LinkedIn automáticamente colocará una vista previa del contenido. Usted podrá colocar luego una frase corta, que puede ser su opinión o una invitación para leer.
Le recomiendo no ser visible por las razones incorrectas. No se involucre en temas excesivamente negativos, sumidos en la queja, tóxicos, groseros ni politizados. Agregue valor a foros de discusión, provea experiencias relevantes suyas, dé consejos o simplemente deje una pregunta como reflexión. A la gente en LinkedIn le gustan las preguntas e interactúan con ellas. Mientras más interactúan, más complacen al algoritmo y, si el algoritmo lo favorece, usted se hace más visible a posibles contactos que lo pueden referir o alertar de un trabajo, o incluso a reclutadores.

Hablando de preguntas, recientemente, un contacto siguió mi recomendación de colocar una publicación donde solicitaba información sobre alguna oportunidad específica de su ramo específico en su país específico, acompañando todo esto de una micro “cover letter”. Recibió en 24 horas 18,000 vistas, más de 100 “likes” y 9 solicitudes de para enviar su CV.

Finalmente, busque conectar con personas que ya conoce y lo conocen. Luego, con personas afines a su ramo, asegurándose de siempre enviar invitaciones personalizadas donde resalte el para qué de la conexión y lo que hay en común entre usted y ese contacto.
Nunca se lance de una vez a decir que quiere conectar para que le ayuden a conseguir un trabajo. Cultive la relación por algún tiempo antes, interactúe con las publicaciones de esa persona, muéstrele que usted no solamente quiere tener la relación para favorecerse.
Si le gustó este artículo, no deje de recomendarlo, pero, sobre todo, compartir y comentar.

 No olvides que si quieres información sobre mis servicios de Asesoría Personalizada para encontrar trabajo puedes enviarme un whatsapp haciendo click aquí

Coach Ricardo Lárez
Creador de “Coaching Para El Éxito”
Autor de : “ROMPE TU CURRÍCULUM”

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *